Diego Chaves

Director Ejecutivo

El porto-alegrense Diego Chaves siempre escuchó dentro de casa que el mejor camino hacia el éxito era nunca dejar de emprender. De familia humilde y muy trabajadora, él siguió las palabras de su padre, su gran motivador y mentor, y fue aún joven cuando se lanzó a vivir la vida y a crear sus propias oportunidades de crecimiento. A los 16 años, llegó su primera gran aventura. Con mucha hambre de conocer el mundo, partió a Málaga, en España. Justo al llegar, lleno de ganas, consiguió una función inusitada. “La primera cosa que hice allá fue recoger limones. La jornada iba desde las siete de la mañana hasta las dos y yo ganaba entre 60 y 70 euros por día”, añade.

Diego Chaves

La carga horaria que permitía tener la tarde libre dejó al joven animado con esa oportunidad, pero ya en el primer día pasó por un imprevisto. “Era primavera, estaba comenzando a hacer calor. Entonces, fui en manga corta a la recolección. Al salir de allá, parecía que había luchado con un leopardo”, cuenta riéndose de ese recuerdo escarmentador. De los limones, Diego partió hacia otro trabajo. En aquella época, en España, lo fuerte era actuar en la construcción civil pero como menor de edad y sin documentación, se vio sin opciones. Ahí fue cuando un amigo que vivía en Granada, ciudad a 130 kilómetros de donde él estaba, lo invitó para trabajar en una panadería. Como la familia de Diego había tenido una pizzería en Santa Catarina, la función parecía encajarse bien en su perfil.

Diego Chaves

Acabó trabajando allí desde los 16 hasta los 22 años. “Entré lavando latas y salí como encargado del local”, nos dice. Las experiencias anteriores hicieron que la solidez de Trust Investing fuese una meta importante para Diego y, con apenas dos años de mercado, él cree que ese objetivo fue alcanzado. Él cuenta que a cada proyecto lanzado, como Trust Wine, Trust Diamond y Trust Travel, apenas por citar algunos, la empresa se hace aún más fuerte y proporciona a sus afiliados cada vez más ventajas. Además, con Trust, los más diversos perfiles de personas pueden invertir, y ello va al encuentro de uno de los grandes lemas de la vida de Diego: “Nunca trabajé por causa del dinero en sí sino para poder mejorar la vida del mayor número de personas posible, y esto se lo intento transmitir a todos los que trabajan conmigo hasta hoy”.